9.8.09

Quinto concepto: La musicalidad.


Los buenos bailarines bailan con el oido. Si quieres bailar bien el tango tienes que acostumbrarte a escuchar la música de la orquestas.

A muchas culturas les cuesta identificar con claridad el compás en el tango.



En otras expresiones musicales como el rock o el pop, el compás es fácil de identificar porque basicamente el ritmo lo ejecutan la batería y el bajo eléctrico.

Pero en el tango es más difícil porque un instrumento se muta con otro tanto en ritmo (o compás) como en melodía.

Como norma en una orquesta típica (generalmente un sextecto conformado por un piano, dos violines, dos bandoneones y contrabajo) son el piano y el contrabajo la base del compás, pero dependerá del estilo de la orquesta y del tango en ejecución en que la base del compás puede mutar a los violines o los bandoneones.

Por eso es muy importante cuando se aprende a bailar, escuchar mucho tango.

Y que se convierta en una escucha abierta, receptiva donde de apoco se van descubriendo nuevos matices musicales dentro de un mismo tango al cual hemos escuchado mil veces.


Además de la escucha es importante, conocer y entender, la evolución musical que tuvo el tango en su historia. Aprender a reconocer las orquestas como las agrupaciones que acompañaron a los cantores en cada época.

Ya que el sonido y la interpretación dice mucho del sentir de la época y que puede generar, en los que bailamos, distintas sensaciones.

Curiosamente el tango nació primero como danza y posteriormente como música.

Este hecho es muy significativo, puesto que los músicos de aquellos tiempos tenían que interpretar los pasos y movimientos de los bailarines y convertirlos en música.

Seguramente era como dibujar con la música al igual que un pintor lo hace en el lienzo expresando lo que vé, y que cada músico lo haría con su instrumento.

Estamos hablando de 1.880 – 1.890 aproximadamente, donde se cree que hizo su aparición el tango como tal, es decir como ritmo musical con su propia identidad.

Gracias a la gran confluencia y variedad de inmigrantes que se agruparon en las ciudades portuarias de Buenos Aires, Montevideo y Rosario, se podía encontrar talentos musicales de distintos orígenes, formaciones académicas, estilos musicales, indosincracias y extractos sociales.

Desde aficionados a profesionales. Desde payadores (trovadores que improvisan su canto) hasta entendidos en ópera y música sinfónica, que se sumaban a la milonga campera y la musica afro que ya equistía en el Río de la Plata

Es curioso imaginar que los músicos tenían que darle música a los pasos que los bailarines improvisaban, y posteriormente tener el consentimiento de estos para su aprovación y continuidad.

De esta evullición de danza y música, aparecieron los primeros tangos. La mayoría de autores desconocidos, pero que su aceptación popular en los arrabales lo mantuvieron siempre vigente.

Musicalmente, en un principio, los instrumentos más típicos eran las guitarras, siempre presente en los lugares donde el tango se vivía (conventillos, cantinas de puertos, fogones, etc).


De hechos los músicos que aspiraban a vivir de la música y animaban fiestas y encuentros lo conformaban dúos de guitarras que a veces lo acompañaban una flauta, un contrabajo o un violín.


De ahí se conformó el trío básico que generalmente lo componían; violín, flauta y contrabajo. Aunque podía alternar con cualquier otro instrumento.

En esta melange musical se fue incorporando el piano y finalmente el bandoneón.

Conformándose agrupaciones de dúos, tríos y cuartetos, generalmente acompañados por un cantor.

El Bandoneón.

A principios del siglo 20 hace su aparición un instrumento de origen alemán: el bandoneón. Instrumento que llegó para quedarse y fue tomado como propio y que se convirtió en el símbolo musical del tango.

El bandoneón se convirtió en el alma del tango, trnasformando lentamente su compás original de 2X4, a un compás más pausado, jugando con los acentos y la melodía transformado el compás en 4X4.


Con el bandoneón se conforman los primeros conjuntos musicales:


1.910. Primeros conjuntos:
Vicente Greco, Eduardo Arolas, Juan Carlos Bazán, Augusto Berto, Juan Maglio.


Las orquestas típicas

Aproximandamente a mediados años 20, aparecen las primeras orquesta de tango, conocidas como Orquestas Típicas.

Estas orquestas la conformaban con dijimos, seis músicos: piano, contrabajo, dos violines y dos bandoneones. (Aunque con el tiempo se conformó según el concepto de su director).

Pero para ser una auténtica orquesta típica tiene que tener un Director, que es uno de los músicos y que es el encargado de darle un estilo musical.

Así, las orquestas típicas se las conoce por el nombre del Director. Por ejemplo la orquesta de Francisco Canaro, la de Osvaldo Pugliese, Anibal Troilo, etc.

Los directores, interpretaban temas existentes y también componían e interpretaban los propios. Por eso un tango interpretado por una orquesta sonará distinta a otra que interpreta el mismo tango.

Las primeras orquestas típicas fueron:

1.920. Las primeras orquestas: Julio de Caro, Juan Carlos Cobián, Francisco Canaro, Agesilao Ferrazzano, Julio Pollero.


Francisco Canaro, uno de los Grandes de la Vieja Guardia.



1.930. Nuevas orquestas: Osvaldo Fresedo, Típica Victor, Alfredo Gobbi, Sexteto Di Sarli, Roberto Firpo.

1.940. La época de oro:

Juan D´Arienzo, Rodolfo Biagi, Ricardo Tanturi, Osvaldo Pugliese, Anibal Troilo, Carlos Di Sarli, Angel DÁgostino, Alfredo De Angelis, José Basso, Pedro Laurenz, Miguel Caló.

A estas nuevas orquestas se las conoció como La Nueva Guardia y alcanzó una exquisites musical inigualable, donde se fueron ampliando la cantidad de músicos en cada orquesta.


A esta época se la llama la Época Dorada, o de Oro, del Tango.


Conformar una orquesta típica era sinónimo de calidad musical. Las orquestas tuvieron una evolución imparable e inagotable. Al punto de tener fans que se decantaban por el estilo de tal o cual orquesta.

Lo mismo sucedió con los cantores, que con su propio nombre y estilo de interpretación rotaron en distintas orquestas.

Las orquestas típicas tuvieron su explendor en los años 40, donde alcanzaron un nivel musical sinfónico.

A esta generación de orquestas se la llamó La Nueva Guardia y a las anteriores a los años 40 se las definió como La Vieja Guardia.

El maestro Osvaldo Pugliese, interpreta La Yunba de su propia creación.




1950. Orquestas típica de: Astor Piazzolla. Mariano Mores. Horacio Salgan.

1960. Orquesta típica de Hector Varela.

Estas continuarón su imparable perfección hasta la década de los 70. Década triste para el tango, porque por cuestiones políticas se potenció la musica comercial extranjera y se le dió una nula difusión al tango. Logrando que las nuevas generaciones perdieran interés por el tango.

El Maestro Juan D´Arienzo, creador de un compás potente. Se lo llamó "El Rey del compás".


La orquesta de Juan D´Arienzo con el cantor Hector Echague.






Anibal Troilo "Pichuco" y su orquesta, fiel exponente de los años 70.

Sin embargo muchas orquestas, siguieron hasta los 80 y 90´s. y nacieron otras gracias a compañas que hicieron espectáculos de tango en Europa, como el Sexteto Mayor.

El maestro Mariano Mores, fue experimentando con instrumentos no tradicionales del tango y es uno de los Grandes Maestros que quedan vivos.

En los 90 surge un entusiasta interé en la juventud por el tango y aparecen nuevas orquestas como El Arranque, Martinez Fierro, Típica Imperial y Color Tango.

Orquesta Color Tango




A la hora de bailar

Los bailarines deben saber escuchar el tango, no deben descuidar los tiempos de los compases y no limitarse a realizar pasos sino a utilizar a estos para saber pisar cada compás, como saber como y cuando es oportuno realizar una figura.

En sisntesís, conocer las diferencias musicales de cada orquesta nos permite enriquecer nuestra danza.

En la web TodoTango.com, podés escuchar a todas las orquestas clasificadas alfabeticamente.

2 comentarios:

  1. contramarca14.8.09

    muchas gracias amigos, cada dia se aprende algo nuevo y ahora con ustedes. muy bien los felicito

    una acotacion la orquesta es fernandez fierro, no martin fierro.

    abrazos
    raul

    ResponderEliminar