18.7.09

Cuarto concepto: La Marcación (Parte II).

Empezar con un abrazo correcto garantiza una fácil marcación y un baile cómodo.

Ahora haré incapié en los aspectos propios de la marcación.

El tango es una danza improvisada. El buen bailarín baila con el oído, dejándose llevar por la música, fluyendo con los compases y las melodías.

La música genera sentimientos (o los sentimientos se expresan con la música), y los bailarines expresan sus sentimientos danzando.

Se dice que en el tango uno más uno es uno. Esto es correcto cuando los bailarines danzan en armonía con el embrujo de la música.

Quizás la genialidad del tango es que dos personas en un abrazo muy íntimo y con poco espacio entre ellos, hacen hablar a los pies.

El tango a diferencia de otros generos musicales tiene poco espacio entre los bailarines gracias al abrazo íntimo y es esta su característica y su magia.

Para bailar es necesario hablar con el cuerpo.

Dos cuerpos y dos energías se comunican, como un yin yang, una se avanza y a su vez se resite de la otra, buscando un equilibrio, una armonía.

Para explicar detalles técnicos de la marcación, al cuerpo lo dividiremos en tres partes:

- La Cintura.

- La parte alta. (de la cintua a la cabeza).

- La parte baja. (de la cintura a los pies).

La cintura.

Se entiende por cintura, no a la cadera, sino a la parte alta de esta.

El principal generador de la marcación es la cintura, esta es el centro del equilibrio del cuerpo, por lo tanto si la intención de cualquier movimiento es ejecutado desde la cintura, el resto del cuerpo sera un continuador del movimiento que se realizará naturalmente y sin esfuerzo.

Por poner un ejemplo; al caminar podemos hacerlo sin intervención de la cintura y tendremos un andar sobrio.

Si a ese caminar, cada paso lo sugerimos desde la cintura, el resto del cuerpo se moverá más felinamente y tendremos un caminar felino.

A este caminar los tangueros de antes le llamaban andar compadrito, y es lo que comunmente conocemos como swing.

Alguna vez abremos escuchado expresiones como "tiene swing", "bailan con swing", "les falta swing", etc.

Sugiriendo cada paso y movimiento desde la cintura, al bailar, es lo que se conoce como bailar con cadencia.








Por lo tanto todos los movimientos de la marcación intentaremos ejecutarlos desde la cintura.

De esta forma será siempre todo el cuerpo es que baila, relajadamente, con mínimo esfuerzo.


La parte alta.

Mi profesor de Soo Bhank Do dice que la cabeza es el General y la cintura el Capitán, a lo cual yo le agregaría que (en el tango) los pies y brazos son los soldados.

La cabeza es la que dice a donde hay que ir y la cintura es la encargada de ejecutar la intención de la cabeza, haciendo que sus soldados (los pies y/o brazos) hagan bien la misión.

Casi todos los detalles de la marcación están el la parte alta del cuerpo.

Anteriormente explicamos la importancia de un abrazo correcto. Ese abrazo tiene que estar contenidos en un sentido de bloque.

En el abrazo de tango, tanto para el hombre como para la mujer, el torso y los brazos forman un bloque que se mantiene en todo momento. Este bloque si es compartido por ambos bailarines, permitirá sentir mejor la marcación.

Por bloque se entiende que los brazos, hombros y torso forman una unidad que se asemeja a un compás, donde la cintura es el punto de apoyo y las manos el lápiz.

Si los dos bailarines bailan en bloque se puede sentir mejor la marcación.

Cuando hablamos de bloque, no tiene que ser rígido, pero si debe existir cierta tensión.

Si los pasos son acompañados con el impulso de la cintura, el bloque le seguirá generando un movimiento envolvente, donde permitirá que los dos ejes esten buscándose para estar enfrentados.

El Eje.

Si trazamos una línea imaginaria vertical en el centro del cuerpo a esa línea le llamaremos eje.

Al bailar, los ejes de ambos bailarines, deben estar buscándose permanentemente como si los uniera una línea horizontal desde el centro del pecho de cada uno. Ese centro es el plexo solar.

De esta manera el abrazo en bloque se convierte en un abrazo envolvente.




La parte baja.

Los pies hablan, expresan los sentimientos, dibujan historias...

Los milongueros dicen que los pies expresan la elegancia del baile.

Tecnicamente, en la marcación, los pies y las piernas por si mismas, no suelen marcar sino ejecutar las directivas de la cintura.

Pero un aspecto muy importante para que esto suceda es ser consciente de en que pierna esta el peso del cuerpo. Ya que al caminar, permanentemente estamos trasladando el peso del cuerpo de una pierna a otra.

Para ambos, hombre y mujer, deben ser conscientes de su paso-peso, y también el de su compañero/a.

Si la cabeza ordena, la cintura ejecuta y las piernas hacen, es necesaria que sepan administrar el peso del cuerpo, para mantener el propio equilibrio y el del compañero/a.

Esto se hace mejor si caminamos flexionando levemente las rodillas. Este flexionar es muy importante porque permite una mejor capacidad de reacción.

La calidad y el grado de flexión (leve o más acentuado), permte sugerir un paso más corto o más largo (más flexionado, más largo).

Al flexionar estamos sugiriendo que vamos a hacer un movimiento, al relentizarlo y subir la cadera (o sea menos flexión) estamos sugiriendo una parada o pausa.

En todo este proceso el caminar se hace gatuno, donde se camina acariciando el suelo. Esto evita pisar a la companera/o, o chocar las rodillas.

Es importante que la mujer busque su comodidad. Como dijimos antes al sacar el culito hacia afuera y flexionar la rodillas (para ambos), naturalmente hace que los cuerpos se apoyen mutuamente.

Es la mujer quien generalmente busca su comodidad teniendo en cuenta estas dos variantes y su caminar se hace más femenino.

En este tango-candombe tenemos un resumen de todo lo explicado.


Finalizando.

Es muy importante escuchar la música, impregnarse de sus compases y melodías.

El hombre, principalmente, debe aprender a no apresurarse (sobre todo cuando se esta aprendiendo a bailar), a bailar tranquilo, casi meditativamente. Y tener en cuenta estos conceptos que se han expuesto.

Una característica que distingue al tango milonguero es que el hombre acompaña los pasos de la mujer.

Es decir, si el hombre sugiere un movimiento a la mujer, este acompaña con su paso a al paso de la mujer. Esto, además de dar elegancia, permite un mejor equilibrio en los bailarines.


No hay comentarios:

Publicar un comentario