Estilos de Tango Danza: TANGO de SALON

 Este estilo Tango de salón, se inició aproximadamente en la primero década del siglo 20.

En ese entonces, el tango se vivía puramente de los arrabales y para la clase social alta el tango era visto como una danza espuria, inmoral, propia de ladrones y putas.

Aunque en los aburridos encuentros sociales de los ricos al tango se lo defenestraba, muchos hombres hacían sus “salidas” a la milonga.

Para la clase social de las familias adineradas el tango era sinónimo de gente lumpen.

En esa época Paris era la capital mundial de la fiesta, los vicios, los placeres y el desenfreno y cuando los parisinos conocieron el tango se enamoraron de este y consideraron que tenían que exportarlo a Paris.

Los parisinos encontraban en el tango una danza sensual, libre, salvaje, nunca vista y ¡cómo no iba a estar el Tango en el ambiente parisino!


La alta sociedad argentina que veía con admiración a Europa, y hacia alarde de sus vínculos con la cultura francesa no podían entender como el tango, una danza espuria propia de putas y ladrones podía ser la sensación en la noche parisina.

La cuestión que el tango lo bailaban los parisinos que además le había dado al tango un estandarte de algo bello, sensual, apasionado y la oligarquía argentina se lo estaba perdiendo.

Medio a regañadientes el tango empieza a ser aceptado en los salones de la “high society” porteña, pero con muchas restricciones.

No se podían hacer cortes, quebradas y sentadas y lo más importante; estaba prohibido un abrazo estrecho, torso con torso. El límite era una distancia de un puño entre los torsos de las parejas. A esta distancia se le llamó “luz” o “bailar con luz”.

Para ello existía “el bastonero” una especie de policía de pista de baile que observa que el abrazo no fuera muy estrecho porque tenía la autoridad de detener la pareja y pedirles que bailen con “luz” pasando su bastón entre los trosos.

El tango que se bailaba en los salones de la alta sociedad casi no parecía tango, para la gente de los arrabales de la época, porque le habían quitado todos los elementos que lo hacían tango, como la “parada” del paisano, la “canchereada” de los compadritos, los “cortes” con alardes prepotentes de los malevos y las “quebradas” llamativas de los morenos.

Esta “limpieza” seguramente la hacían para no “asustar” a los prejuicios moralistas de esta clase social y también porque para bailar como en los arrabales tenías que tener un espíritu arrabalero aunque fueras un jailefe, (aforismo de “high life”) o shusheta.

Si el tango de los salones de la alta sociedad no se parecían a los de los arrabales, entonces ¿cómo era el tango de los salones?

Si bien se prohibía bailar a lo “compadrito” es decir con cortes y quebradas y demás movimientos de alarde, su característica principal era la elegancia, la sencillez y la pisada a tiempo.

Básicamente este tango era un tango elegante y caminado y con el tiempo se le llamó Tango de salón o tango estilo salón.

Este estilo incorporó la postura erguida, los pasos largos y lentos que le dan elegancia al caminar. Además de la elegancia incorporó la circulación en ronda contra reloj y la caminata de frente.

Con el tiempo se convirtió en un estilo difícil de dominar principalmente por el uso de los movimientos lentos y las pausas. Como dicen los maestros de este estilo “ en la lentitud se ve al buen bailarín”.

Décadas después, en los años 40 y 50, estos estilos, los del tango de los arrabales y los de salón se fueron mezclando y era común que los barrios iban desarrollando su estilo de baile y prácticamente cada barrio tenía su estilo.

El que sobrevivo hasta la primera década del siglo 21 fue el estilo Villa Urquiza que justamente se caracterizaba por un claro estilo de Tango de salón, caminado, elegante y con una fina sintonización de los movimientos con la música.

El estilo tango de salón tiene sus cultores y también sus campeones en las competencias mundiales.

Generalmente los principiantes que aprenden a bailar tango empiezan con este estilo dominando la caminata básica de frente.





Comentarios

Entradas populares