28.8.09

Homenaje a Juan D´Arienzo.

Juan D´Arienzo (1.900-1.976), fue el creador de su propia orquesta, pero también de un estilo único que además de agregarle jerarquía a las grandes orquestas de los años 40, también contribuyó a recuperar el compás del tango original y devolverle a los bailarines, ese nervio, esa fuerza, que es natural del tango.

En sus propias palabras diría:


"La mía siempre fue una orquesta recia, con un ritmo muy acompasado, muy nervioso, vibrante. Y fue así porque el tango, para mí, tiene tres cosas: compás, efecto y matices.

Una orquesta debe tener, sobre todas, vida. Por eso la mía perduró durante más de cincuenta años. Y cuando el Príncipe me puso ese título (el Rey del Compás), yo pensé que estaba bien, que tenía razón."


En este video podemos apreciar la potencia de su orquesta. Clic aquí.


El tango nació por 1.880-1.890, y desde las primeras formaciones musicales hasta las primeras orquestas, -1.920-1.930 - Se caracterizó por ser una música con un claro compás de 2X4, y como baile; alardoso, provocador, pícaro y jugetón.

"Yo siento el tango así, a la manera antigua, y como no fui yo quien lo inventó, no me creo con derecho a hacerle cambios que diferencien totalmente su fisonomía.(...) Lo fui a buscar a su propia fuente y de la mano lo traje conmigo (...) Abrazado a él ganaré o perderé, pero siempre que el tango sea tango, es decir que tenga ese sabor criollo, recio y varonil que le dio fama y que a principios de siglo hacía persignar de miedo a las viejas beatas, que cuando sentían sus acordes sufrían más que si estuviesen escuchando el chistido agorero de alguna lechuza (...) Sí, soy así...¿Me entendieron, plomos?"

En los años 40 las nuevas orquestas van trasformando el compás en 4X4, lo cual se convierte en un baile, más pausado, acentuado, de salón, donde se camina más el tango y se van perdiendo los cortes al bailar.

D´Arienzo recupera, en plena década del 40, el compás del 2x4, y le devuelve el tango a los pies de los bailarines.

"A mí la juventud me quiere. Mis tangos gustan porque son movidos, rítmicos, nerviosos. La juventud busca eso: la alegría, el movimiento. Si usted les toca un tango melódico y fuera de compás es seguro que no les va a gustar. Eso es lo que pasa. Ahora hay buenos músicos y grandes orquestas que creen que lo que están haciendo es tango. Pero no es así. Si les falta compás no hay tango. Creen que pueden imponer un nuevo estilo y ojalá tengan suerte, peto yo sigo pensando que si no hay compás no hay tango. Como profesionales los respeto a todos. Pero lo que hacen no es tango. Y si estoy equivocado quiere decir que hice más de cincuenta años que estoy equivocado. "


El tango Paciencia, con el cantor Héctor Echague.




Juan D´Arienzo, tubo siempre claro que tango hacía: "A mi modo de ver, el tango es, ante todo, ritmo, nervio, fuerza y carácter. El tango antiguo, el de la guardia vieja, tenía todo eso, y debemos procurar que no lo pierda nunca.

Por haberlo olvidado, el tango argentino entró en crisis hace algunos años. Modestia aparte, yo hice todo lo posible para hacerlo resurgir.

En mi opinión, una buena parte de culpa de la decadencia del tango correspondió a los cantores. Hubo un momento en que una orquesta típica no era más que un simple pretexto para que se luciera un cantor. Los músicos, incluyendo al director, no eran mas que acompañantes de un divo más o menos popular.

Para mi, eso no debe ser. El tango también es música, como ya se ha dicho. Yo agregaría que es esencialmente música. En consecuencia, no puede relegarse a la orquesta que lo interpreta a un lugar secundario para colocar en primer plano al cantor.

Al contrario, es para las orquestas y no para los cantores. La voz humana no es, no debe ser otra cosa que un instrumento más dentro de la orquesta. "

Video con la cantante Mercedes Serrano, interpretando el tango Nada más. Clic aquí.

Escuchar a D´Arienzo es como escuchar a Wagner en la música clásica.

Su música se caracteriza por la potencia de los instrumentos y el uso del stacatto, como la inclusión de la voz humana como parte de la orquesta.

Se dice que los tangos por D´Arienzo se hicieron para bailar, y de hecho invitan a bailar.

Ese seguramente fue su mayor logro, el de recuperar el compás de los orígenes y devolverlo con los sonidos actuales.

En 1.975, Juan D´Arienzo, en plena Vanguardia (era del estilo Piazzolla), llegó a decir: "sí los músicos retornaran a la pureza del dos por cuatro, otra vez reverdecería el fervor por nuestra música y, gracias a los modernos medios de difusión, alcanzaríamos prevalencia mundial".


9.8.09

"La piel de gallina": Los milongueros hablan.

Carmencita Calderón



"...el mismo tango de allá se puede bailar en el Palace de Glase, o sino en Villa Urquiza, o sino en la Quiaca..."

"El tango orillero y el tango canyengue; es tango con corte



Virulazo y Elvira.





"si trabajo sufro, ..., el tango te va trasmitiendo una cosa que se te va penetrando en la sangre, entonces lo haces a gusto...el ser humano lo más lindo que puede tener en su vida es, hacer lo que le gusta, yo hago lo que me gusta".



Gerardo Portadela


"Mi manera de bailar fue ser siempre elegante. Elegante es acompañar el pie de la mujer."



Javier Rodríguez y Geraldín Rojas con milongueras.





"caminar tiene que ser lo más natural para cada persona,...por eso cuando algunos dicen; "soy medio pata dura para bailar tango": mejor!"

"mi corazón sangra cuando bailo un tango"

"bailar con estas mujeres es otra cosa,..., pesan 80 kilos...de tango!"

"yo nací milonguera y moriré milonguera. Pero de pista, no de escenario".



María Nieves (homenaje).



"ella brilla"

"hay una mirada, hay una atracción, sin que te interese el hombre. Yo bailo con chicos que pueden ser hijos míos, pero yo como que "me los como" en el esenario. El tango me lleva a eso, ...una sensualidad...que me olvido que soy veterana. Ahí arriba me siento una pendeja..."

"a la mujer no le interesa que le hagan ganchos, firuletes, voleos, lo que les interesa es un hombre que las abrace de verdad."


Milena Plebs





"la mujer que yo quiero mostrar es fuerte, independiente, potente, mujer de hoy, pero...al lado del hombre. Pudiendo estar a la vez, acompañada, contenida, en el abrazo de un hombre."

"...no estar por encima, ni por debajo...complementario...yin yang, masculino-femenino."



Puppy Castelo





"lo más dificil del tango es caminarlo. Hacer pasos lo hace cualquiera, pero caminarlo..."

"...aprendí por mi cuenta...cuando se bailaba entre hombres...es una gran ventaja bailar de mujer, porque si te equivocas, sabes donde van los pies".

"A mí me gusta el estilo de los 40. Porque hay compás, hay elegancia."

"Los pibes sufren de elefantismo..."



Suzuki Avellaneda




"Empecé a bailar para que Pepito no dejara de bailar".

"Para mí el tango es como un amor. Un amor de dos minutos... cuando me pongo a bailar es como si me entregara a ese amor".

"No bailo para hacer bonito, ni firuletes. Lo bailo porque lo siento".



Carlos Gavito





"El tango no tiene dueños, es lo más bonito que existe por la libertad que tiene."

"La gente de mi edad, y mayor que yo, puede disfrutar de lo más bonito quer tiene el tango: el abrazo."

"...el abrazo hay que tomarlo como lo que realmente es; ese calor humano que todos necesitamos".

"en un barco donde trabajaba...un americano me dijo: Señor eso no es tango..."

"El hombre que al estar bailando tango, no hace ver a la mujer como una Reina, el nunca será Rey."

"La mujer se deja llevar y cierra los ojos confiando en uno, confiando en el abrazo y en donde uno la guía... por lo tanto tiene más virtud que aquel que mira, vé y empuja".


Reportaje en TV





"el tango a diferencia de otras danzas, iguala las clases sociales".

"la milonga es una catedral...es una religión el tango."



Antonio Todaro





"para mí el que más fuerza hizo en las orquestas fue Juan D´Arienzo, al bailarín lo hizo hacer con fuerza. Entonces vinieron, los giros, los ganchos, los boleos con fuerza..."

Juan Carlos Copes.

Nota de Clarín (periódico argentino 12 de agosto de 2.009).

"Hay una frase muy popular: "para el tango se necesitan dos personas y un sentimiento", y yo estoy de acuerdo. Caminar, como decíamos nosotros, mordiendo el piso, y sentir la música. Los bailarines jóvenes están haciendo cosas muy difíciles, muy trabajadas, pero se olvidan del sentimiento. Me gusta decirles a los chicos: "lo más difícil del tango es hacerlo fácil".

"Un solo cuerpo con cuatro piernas haciendo malabares. Era la habilidad y al mismo tiempo el respeto a la música y al ritmo. Una cosa que iba llamándome la atención era que el bailarín que hacía muchas figuras perdía elegancia y a la inversa. Pensé entonces por qué no unir la elegancia con la habilidad. Eso fue lo que me llevó en dos años a ser un milonguero más y tener mi club preferido donde era caudillo: Atlanta, en Villa Crespo."

Quinto concepto: La musicalidad.



Los buenos bailarines bailan con el oido. Si quieres bailar bien el tango tienes que acostumbrarte a escuchar la música de la orquestas.

A muchas culturas les cuesta identificar con claridad la rítmica del tango.

En otras expresiones musicales como el rock o el pop, el compás es fácil de identificar porque básicamente el ritmo lo ejecutan la batería y el bajo eléctrico.

Pero en el tango es más difícil porque un instrumento se muta con otro tanto en ritmo como en melodía.

Como norma en una orquesta típica (generalmente un sexteto conformado por un piano, dos violines, dos bandoneones y contrabajo) son el piano y el contrabajo la base ritmica, pero dependerá del estilo de la orquesta y del tango en ejecución en que esta base puede mutar a los violines o los bandoneones, etc.

Por eso es muy importante cuando se aprende a bailar, escuchar mucho tango.

Y que se convierta en una escucha abierta, receptiva donde de apoco se van descubriendo nuevos matices musicales dentro de un mismo tango al cual hemos escuchado mil veces.

Además de la escucha es importante, conocer y entender, la evolución musical que tuvo el tango en su historia. Aprender a reconocer las orquestas como las agrupaciones que acompañaron a los cantores en cada época.

Ya que el sonido y la interpretación dice mucho del sentir de la época y que puede generar, en los que bailamos, distintas sensaciones.

Curiosamente el tango nació primero como danza y posteriormente como música.

Este hecho es muy significativo, puesto que los músicos de aquellos tiempos primitivos de la música del tango, seguramente tenían que interpretar los pasos y movimientos de los bailarines y convertirlos en música.

Seguramente era como dibujar con la música al igual que un pintor lo hace en el lienzo expresando lo que vé, y que cada músico lo haría con su instrumento.

Estamos en 1.880 – 1.890 aproximadamente, donde se cree que hizo su aparición el tango como tal, es decir como genero musical con su propia identidad.

Gracias a la gran confluencia y variedad de inmigrantes que se agruparon en las ciudades portuarias de Buenos Aires y también Montevideo y Rosario, se podía encontrar talentos musicales de distintos orígenes, formaciones académicas, estilos musicales, idiosincrasias y extractos sociales.

Desde aficionados a profesionales. Desde payadores (trovadores que improvisan su canto) hasta entendidos en ópera y música sinfónica, que se sumaban a la milonga campera y la música afro que ya equistía en el Río de la Plata

Es curioso imaginar que los músicos tenían que darle música a los pasos que los bailarines improvisaban, y posteriormente tener el consentimiento de estos para su aprobación y continuidad.

De esta ebullición de danza y música, aparecieron los primeros tangos. La mayoría de autores desconocidos, pero que su aceptación popular en los arrabales lo mantuvieron siempre vigente.

Musicalmente, en un principio, los instrumentos más típicos eran las guitarras, siempre presente en los lugares donde el tango se vivía (conventillos, cantinas de puertos, fogones, etc).

De hechos los músicos que aspiraban a vivir de la música y animaban fiestas y encuentros lo conformaban dúos de guitarras que a veces lo acompañaban una flauta, violín o cualquier instrumento portable.

De ahí se conformó el trío básico que generalmente lo componían; violín, flauta y guitarra. Aunque podía alternar con cualquier otro instrumento.

En esta melange musical se fue incorporando el piano y finalmente el bandoneón.

Conformándose agrupaciones de dúos, tríos y cuartetos y posteriormente acompañados por un cantor.


El Bandoneón.
A principios del siglo 20 hace su aparición un instrumento de origen alemán: el bandoneón. Instrumento que llegó para quedarse y fue tomado como propio y que se convirtió en el símbolo musical del tango.

El bandoneón se convirtió en el alma del tango, transformando lentamente su compás original de 2X4, a un compás más pausado, jugando con los acentos y la melodía transformado el compás en 4X4.

Con el bandoneón se conforman los primeros conjuntos musicales:

1.910. Primeros conjuntos: Vicente Greco, Eduardo Arolas, Juan Carlos Bazán, Augusto Berto, Juan Maglio.


Las orquestas típicas

Aproximadamente a mediados años 20, aparecen las primeras orquesta de tango, conocidas como Orquestas Típicas.

Estas orquestas la conformaban con dijimos, seis instrumentos: piano, contrabajo, dos violines y dos bandoneones. (Aunque con el tiempo se conformó según el concepto de su director).

Pero para ser una auténtica orquesta típica tiene que tener un Director, que es uno de los músicos y que es el encargado de darle un estilo musical.

Así, las orquestas típicas se las conoce por el nombre del Director. Por ejemplo la orquesta de Francisco Canaro, la de Osvaldo Pugliese, Anibal Troilo, etc.

Los directores, interpretaban temas existentes y también componían e interpretaban los propios. Por eso un tango interpretado por una orquesta sonará distinta a otra que interpreta el mismo tango.

Las primeras orquestas típicas fueron:

1.920. Las primeras orquestas: Julio de Caro, Juan Carlos Cobián, Francisco Canaro, Agesilao Ferrazzano, Julio Pollero.

Francisco Canaro, uno de los Grandes de la Vieja Guardia.

1.930. Nuevas orquestas: Osvaldo Fresedo, Típica Victor, Alfredo Gobbi, Sexteto Di Sarli, Roberto Firpo.

1.940. La época de oro: Juan D´Arienzo, Rodolfo Biagi, Ricardo Tanturi, Osvaldo Pugliese, Anibal Troilo, Carlos Di Sarli, Angel DÁgostino, Alfredo De Angelis, José Basso, Pedro Laurenz, Miguel Caló.

A estas nuevas orquestas se las conoció como La Nueva Guardia y alcanzó una exquisitez musical inigualable, donde se fueron ampliando la cantidad de músicos en las mismas.

A esta época se la llama la Época Dorada, o de Oro, del Tango.

Conformar una orquesta típica era sinónimo de calidad musical. Las orquestas tuvieron una evolución imparable e inagotable. Al punto de tener fans que se decantaban por el estilo de tal o cual orquesta.

Lo mismo sucedió con los cantores, que con su propio nombre y estilo de interpretación se los indentifica con una orquesta concreta.

Las orquestas típicas tuvieron su esplendor en los años 40, donde alcanzaron un nivel musical sinfónico.

A esta generación de orquestas se la llamó La Nueva Guardia y a las anteriores a los años 40 se las definió como La Vieja Guardia.

El maestro Osvaldo Pugliese, interpreta La Yunba de su propia creación.


1950. Orquestas típica de: Astor Piazzolla. Mariano Mores. Horacio Salgan.

1960. Orquesta típica de Hector Varela.

Estas continuaron su imparable perfección hasta la década de los 70. Década triste para el tango, porque por cuestiones políticas se potenció la música comercial extranjera y se le dio una nula difusión al tango.

Logrando que las nuevas generaciones perdieran interés por el tango.

El Maestro Juan D´Arienzo, creador de un compás potente. Se lo llamó "El Rey del compás".

La orquesta de Juan D´Arienzo con el cantor Hector Echague.























Anibal Troilo "Pichuco" y su orquesta, fiel exponente de los años 40 y de los 60/70.

Sin embargo muchas orquestas, siguieron hasta los 80 y 90´s. y nacieron otras gracias a compañías que hicieron espectáculos de tango en Europa, como el Sexteto Mayor.

El maestro Mariano Mores, fue experimentando con instrumentos no tradicionales del tango y es uno de los Grandes Maestros que quedan vivos.

En los 90 surge un entusiasta interés en la juventud por el tango y aparecen nuevas orquestas como El Arranque, Martinez Fierro, Típica Imperial y Color Tango.


Orquesta Color Tango

A la hora de bailar

Los bailarines deben saber escuchar el tango, no deben descuidar los tiempos y no limitarse a realizar pasos sino a utilizar a estos para saber pisar cada compás, como saber como y cuando es oportuno realizar una figura.

En síntesis, conocer las diferencias musicales de cada orquesta nos permite enriquecer nuestra danza.

En la web TodoTango.com, podés escuchar a todas las orquestas clasificadas alfabéticamente.